top of page

Conoce la historia de los postres peruanos

Uno de los principales atractivos de nuestro país es la gastronomía y en julio el mes de la Patria es oportuno difundir la historia de nuestros postres tradicionales.

La gastronomía peruana también cuenta con una variedad de deliciosos postres, que existen desde la época del Virreinato.

El Suspiro Limeño


Conocido también como Suspiro de Limeña, se origina a mediados del siglo XIX en la ciudad de Lima. La historia de su elaboración se inicia con Amparo Ayarza, esposa del escritor y poeta peruano José Gálvez Barrenechea.​ El postre fue bautizado así por el mencionado poeta peruano quien, al probar un dulce ideado y preparado por su esposa (quien tenía fama de gran cocinera) quedó encantado con su sabor y textura. Según las crónicas de la época, el vate dijo que la preparación era “suave y dulce como el suspiro de una mujer".

El postre se compone de dos partes, un manjar blanco y el merengue; ambos llegaron al Perú tras la conquista como parte de los ingredientes traídos por los españoles. En Perú se conocieron dos versiones del menjar blanco: la del manjar blanco con leche y azúcar y espesado con harina de arroz; y el manjar blanco sólo con leche, azúcar y vainilla, de donde nació el suspiro de limeña. Hoy en día también se pueden disfrutar con el manjar blanco combinado con otros sabores como lúcuma.

Sobre el origen del nombre, proviene de los merengues españoles, llamados "suspiros"



El Ranfañote Es un postre antiquísimo con más de 150 años y se degusta desde la época de la Colonia. Tiene tendencias árabe y española. Los esclavos son quienes aprendieron a preparar este postre en los conventos, y lo servían en las casas de los grandes señores, como un pan remojado en miel de dátiles.}

El ranfañote es uno de los dulces típicos de la comida peruana. Consiste en un pan que puede sobrarte, lo colocas en una bandeja con mantequilla, lo metes al honor o lo fríes hasta conseguir una tostada. Luego lo pones en otra olla con chancaca y al último queso mantecoso. Puedes adicionarle nueces, pasas, y pecanas.

Los esclavos conocían a este postre como “revoltijo”, y en la colonis sólo se vendía por las noches, junto con la revolución caliente.

La Mazamorra morada Es un postre clásico de la gastronomía peruana elaborado a base de maíz morado concentrado con fécula. Nace desde la época incaica, cuando los incas manejaron los apis que son granos o maíces. Y decidieron sólo usar el api de maíz morado.

Consiste en triturar el maíz, hacerlo hervir hasta que alcance la cocción con un poco de agua hasta que se logre una mazamorra. Pero, cuando llegan los españoles, los esclavos aprendierona combinar este api con el resto de frutas, logrando una mazamorra de maíz morada frutada.


El Arroz con leche Otro postre típico de nuestro país. Llega en la época de España, tiene influencia Romana y judía. Los romanos solían desayunar arroz remojado en leche. Pero las monjas de convento, a quienes en realidad les debemos la creación de la mayoría de nuestros postres, empiezan a mezclar estos tipos de cereales y cocinarlos.

Al darse cuenta que la cocción del arroz y la leche era una mazamorra más consiste, lo servían en las grandes mesas de la época colonial.

Recientes