¿Cómo se celebró la navidad en la Antártida?

Mientras el mundo entero se entrega al espíritu navideño y todo lo que este trae (compras de regalos, cocinar comidas especiales...) alrededor de 1,500 personas tuvieron una "blanca navidad", con hielo... abundante hielo y temperaturas entre los -50 grados centígrados.

La navidad es sinónimo de alegría, de ambiente familiar, de reunirse alrededor del pesebre para sentir con fe el nacimiento de Cristo. Sin embargo, en la Antártida la forma de celebrar esta época es muy diferente y tres científicos explican la forma en que se celebró.

"Voy a trabajar con bacterias para esta fecha"

La microbióloga Elisenda Ballester pasó el 25 de diciembre andando entre cordilleras de hielo sólido y navegando en las gélidas aguas de la Antártida. Es parte de una expedición que estudia a las bacterias asociadas a los invertebrados marinos como corales y esponjas. Ella menciona que "en la Antártida, al final todos los días terminan siendo iguales, mismos rostros, mismos glaciares. Huir de las compras para llegar aquí, a lo opuesto no es tan malo". En su expedición organizaron una comida especial, y tuvieron un ambiente de fiesta en la fría noche de navidad.

"Tenemos gorritos navideños para nuestra pequeña fiesta"

Ramón Larramendi es un explorador polar, y para esta navidad estuvo a unos 10 mil kilómetros de su casa. "Cuando lo habitual es volver a casa por Navidad, nosotros nos hemos ido, pero en este mundo es al revés. Extrañé el árbol navideño de casa ". Es el líder de la expedición "Antártida Inexplorada 2018-2019" y viajan a bordo de un trineo que se impulsa con la energía producida por el viento recogiendo datos para 10 proyectos científicos vinculados a la meteorología y el cambio climático. Según el investigador, a pesar de las temperaturas bajas "el espíritu navideño no se congela".

"IceCube", en el corazón de la Antártida

En el corazón de la Antártida se encuentra el experimento IceCube, en la estación Amundsen-Scott, el cual consta de un telescopio que se encarga de detectar los neutrinos cósmicos más energéticos usando el hielo como medio de detección.

En el corazón de la Antártida se encuentra el experimento IceCube, en la estación Amundsen-Scott, el cual consta de un telescopio que se encarga de detectar los neutrinos cósmicos más energéticos usando el hielo como medio de detección. Ahí, en la estación se encuentra la investigadora alemana Katherine Mallot, que tuvo que hacer guardia en la navidad.

“Nuestra labor es monitorear el centro de datos local. También nos encargamos de reemplazar el hardware cuando es necesario y somos responsables de ejecutar las configuraciones especiales del detector”, cuenta Mallot sobre sus funciones. A pesar de las ocupadas agendas que estos investigadores tienen, siempre hay un momento para recordar las tradiciones. "Cada año, decoramos la estación con motivos navideños y horneamos casitas de pan de jengibre. Hay quienes participan en la tradicional carrera sobre hielo que se celebra cada año y un pequeño grupo hace un amigo invisible el 25 de diciembre. El equipo de cocina también prepara una comida especial”.

En la foto en primer plano estilizado árbol de navidad al fondo la base.

Ahí, en la estación se encuentra la investigadora alemana Katherine Mallot, que tuvo que hacer guardia en la navidad.

Recientes
Publicaciones recientes
Archivo
Búsqueda por tags
Síguenos!
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Pinterest Social Icon
  • LinkedIn Social Icon

CONTACTA

NOS

Tel. +562 22113775

Tomás Moro 1014
Las Condes

SIGUE

NOS

  • Icono social Instagram
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Pinterest Social Icon

CUENTA

NOS